Durante la Cirugía y Hospitalización

La Sala de Operaciones

Usted puede permanecer con su hijo mientras el anestesiólogo le da a su hijo un poco de la medicina a través de su suero para ayudar a su hijo a relajarse. Entonces llevarán a su hijo a la sala de operaciones donde él o ella será cubierto con mantas calientes. La temperatura de la sala operaciones está elevada para a mantener a su hijo cómodo durante la cirugía y reducir el riesgo de infección. En la sala de operaciones su niño estará rodeado de enfermeras y médicos cuyo único trabajo consiste en cuidar a su hijo.

Epidural

Su hijo puede recibir un epidural en el momento de la cirugía. Si su hijo tiene una historia de deformidad espinal u otras enfermedades de la columna vertebral no puede recibir una epidural. El epidural es un pequeño tubo que se inserta en la espalda del paciente, que le da medicamentos para el dolor durante y después de la cirugía. La epidural  se queda en la espalda después de la cirugía y ayuda a controlar el dolor, pero también limita la capacidad del niño para moverse de forma independiente y mantener el control de la vejiga. Si su hijo va a recibir un epidural él o ella tendrá una sonda vesical para ayudar con el control de la vejiga hasta que se quite el epidural. Generalmente se saca dos días después de la cirugía, pero puede permanecer en un tiempo más o menos largo dependiendo de las necesidades individuales de su hijo.

 

Anestesia

La anestesia se da a continuamente, a través del suero. A veces su hijo también va a respirar oxígeno y gases anestésicos a través de una máscara suave. Su hijo luego se quedará dormido tranquilamente.

 

Durante la cirugía

Cuando  el paciente esté dormido, es posible que le coloquen un catéter en la vejiga.  En seguida toda el área quirúrgico, que puede incluir las dos piernas, las caderas y la ingle hasta el vientre,  se limpiará con una solución antiséptica. Su hijo recibirá antibióticos antes de  que empiece la cirugía para reducir el riesgo de infección. El cirujano luego realizará la cirugía con la ayuda de uno o dos asistentes.

Por lo general, la cirugía va a empezar después de 60 a 90 minutos del momento en que su hijo entró en la sala de operaciones. Dependiendo de la complejidad de la cirugía,  6-8 horas pueden pasar  antes de este usted reunido con su hijo después de la cirugía. Sólo parte del tiempo se dedica a hacer la cirugía.  La gran parte del tiempo se dedica a la colocación del suero, del epidural, y  de la intubación. Una vez que se completó la cirugía,  de las incisiones se cierran con suturas solubles y un tipo de pegamento especial para la piel. La incisión se cubre con un vendaje estéril y un aparato ortopédico o yeso. El tipo de férula o yeso depende del tipo de cirugía que el paciente haya tenido.

Después de la cirugía su hijo se despertará de poco a poco dependiendo de como reaccione a la anestesia. Una vez que su niño este alerta, él o ella será  acostado suavemente en una cama de hospital y llevado a la unidad de "recovery."

La Unidad de Cuidados Postanestesia  (Recovery)

Su hijo será transportado en su cama a la unidad de recovery. Él o ella estará aturdido o dormido. A veces los niños no recuerdan la unidad de recovery. Una enfermera le revisará la presión arterial, el ritmo cardíaco, la respiración y la circulación de su hijo. El paciente puede necesitara una máscara de oxígeno que sople air fresco hasta que él o ella esté plenamente despierto. Si el niño tiene dolor, una enfermera le dará algunos medicamentos para el dolor a través del suero o del catéter epidural.

Su hijo puede tener 2 visitas a la vez en la UCPA. Después de 2-3 horas en recovery su hijo será transportado, en su cama, a su sala de hospitalización para el resto de su estancia. Si su hijo tiene problemas médicos complejos, es posible que él o ella necesite trasladarse a la unidad de cuidados intensivos pediátricos (PICU). Su hijo puede permanecer en el PICU para toda su estancia o puede ser transferido a una sala regular después de unos pocos días.

En el hospital

¿Cuánto tiempo estará mi hijo en el hospital?

El tiempo que su hijo pasará en el hospital depende exactamente de lo complejo que sea la  cirugía. Algunas cirugías leves son ambulatorio mientras otras cirugías requieren hospitalización. Si su hijo tiene cirugías para quitarle unos crecimientos de huesitos (llamados osteotomías), además de una cirugía en los músculos, es probable que su hijo permanezca en el hospital durante 5-7 días. Si su hijo no requiere cirugía ósea (de los huesos), es posible que él o ella puede salga del hospital en 1 o 2 días.

A menudo los niños con parálisis cerebral desarrollan problemas de estreñimiento después de la cirugía. Si su hijo presenta estreñimiento esto puede aumentar la cantidad de tiempo que su hijo permanezca en el hospital.

¿Quién cuidará de mi hijo en el hospital

En el hospital su hijo será atendido por su cirujano, un pediatra que trabaja sólo en el hospital (llamado un hospitalista), enfermeras, auxiliares de enfermería, y el técnico ortopédico.

Las enfermeras y las enfermeras auxiliares verificaran la presión de su hijo de sangre,  el ritmo cardíaco, y la circulación de vez en cuando. A ellas también les puede llamar por medio del botón de llamadas y ellas pueden dar medicamentos para el dolor.

Dependiendo de otros problemas médicos, su hijo puede ser cuidado por otros médicos incluyendo Gasteroenterologistas y nutricionistas.

Visitantes

Los miembros de la familia están bienvenidos a visitar en cualquier momento. Las horas de visita para amigos son de 8:00 am a 8:00 pm. Los visitantes deben ser mayores de 12 años. Todos los visitantes deben llevar una identificación de visitante el que se puede recibir en el departamento de seguridad.

 

Por lo menos uno de los padres debe permanecer con el niño durante la noche en el hospital. A menos que usted haya conseguido una habitación privada, su hijo probablemente tendrá un compañero de cuarto. Antes de la cirugía, usted debe formular planes con su familia y amigos acerca de quién puede visitar a su hijo en el hospital y quien va a quedarse con él o ella  por la noche.

Inmovilización después de la cirugía

Dependiendo del tipo de cirugía que su

hijo  haya tenido, él o ella tendrá un aparato

ortopédico,un yeso, o ningún tipo de

inmovilización. Si su hijo ha tenido una

cirugía en las caderas, su hijo puede tener

un aparato ortopédico y yesos en las piernas

o únicamente un aparato ortopédico. 

El aparato ortopédico se llama un

"órtesis de abducción de la cadera" y está diseñado para mantener las caderas abiertas. No se debe retirar  la férula, pero viene con varias almohadillas que deben ser cambiadas y limpiadas a diario.

Hinchazón y los moretones

Es muy común que su hijo tenga hinchazón y moretones en el área de la cirugía, especialmente en la ingle en casos de cirugía de cadera. Después de cirugía de cadera especialmente, Su hijo puede tener hinchazón en los labios vaginales o en el escroto durante varios días después de la cirugía. Esto es normal y esperado. Si está causando malestar, compresas calientes se pueden colocar en la zona para aliviar el malestar. La hinchazón debe disminuir dentro de una semana o dos después de la cirugía.

 Posicionamiento

 Usted deberá cambiar la posición de su hijo frecuentemente (2 a 3 horas) para disminuir la presión sobre la piel. Usted puede darle vuelta, ponerlo de espalda o de lado. Su hijo también debe tener almohadas debajo de las piernas, colocadas justo por encima de los tobillos, para evitar úlceras del talón. Las enfermeras le indicarán cómo hacerlo en el proceso de movimiento.

Levantarse de la cama y Fisioterapia

Es importante que su hijo se levante de la cama tan pronto como sea posible después de la cirugía para reducir las complicaciones respiratorias.  En caso de que a su hijo no  se le permita poner peso sobre la extremidad afectada después de la cirugía, las enfermeras y el técnico ortopédico le ayudarán a su niño a levantarse de la cama en el primer día después de la cirugía, a pesar de que es sólo para sentarse en una silla.

Si su hijo tuvo una osteotomía pélvica u osteotomías en los huesos de los muslos, del pie o  de las piernas,  no se le permitirá poner peso sobre la extremidad (es) que ha sido intervenida. Si su hijo sólo tenía alargamiento del tendón y / o cadera osteotomías su hijo será capaz de poner peso sobre la pierna afectada (s) después de la cirugía.

Los técnicos ortopédicos y enfermeras le ayudarán a usted y a su hijo a levantarse de la cama y prepararse para ser dado de alta. El fisioterapeuta le enseñará cómo cuidar de su hijo y las mejores maneras de mover y posicionar a su hijo después de la cirugía.

Comer y beber

La operación, anestesia y medicamentos pueden hacer que el sistema digestivo de su hijo sea más lento durante varios días después de la cirugía y probablemente disminuirá su apetito. Al principio su enfermera le dará agua o cubos de hielo a su hijo. Deberá alimentar a su hijo poco a poco. Recuerde que el estómago de su hijo ha estado vacío y será muy lento al despertar. Si el estomago de su hijo esta muy lento, iniciaremos una nutrición con sonda-G (Gastrostostomia)  lentamente a medida que los movimientos  intestinales regresen. A veces los niños necesitan recibir nutrición por vía intravenosa hasta que estén listos. Esto se conoce como nutrición parenteral total (NPT). Una vez que su hijo está bebiendo, él o ella puede comenzar a tomar medicamentos para el dolor por vía oral. Él o ella poco a poco será capaz de empezar a tomar alimentos por la boca. No se preocupe si se trata de varias semanas antes de que el apetito de su hijo regrese a la normalidad. Su hijo también puede estar estreñido. Se le dará un medicamento para ayudar con esto.

Ducharse y bañarse

Primer cambio de vendaje quirúrgico de su hijo se producirá en su primera cita después de la cirugía con su médico, alrededor de 2 semanas después de la cirugía.

Si los vendajes se ensucian o empiezan a salir por su cuenta podrá cambiar en casa. Para las pequeñas incisiones podrá cubrir las incisiones con una bandita adhesiva (band aid). Para incisiones más grandes usar una gasa y cinta que se pueden comprar en su farmacia local. Una alternativa más barata a la gasa es usar toallas sanitarias sobre las incisiones.

Si hay una gran cantidad de drenaje de las incisiones después de que esté en casa por favor llame a la Clínica Ortopédica de inmediato al 787-522-8133 / 787-735-5777.

Los yesos no pueden quitarse y no pueden mojarse. El yeso mojado puede conducir a la piel a descomponer y podrían causar que su hijo reciba una infección. Si el yeso se moja un poco, intente secarlo con un secador de pelo. Si el yeso se empapa por favor llame a la clínica de la clínica ortopédica al 787-522-8133 / 787-735-5777 

Control del dolor.

En el hospital el dolor de su hijo será gestionado por un grupo de especialistas . Estos proveedores y enfermeras evaluarán cómo el niño se siente. Pueden utilizar una escala visual "escala de dolor", que consiste en una escala numérica (0-10) o de imágenes de rostros. Si su hijo no se siente cómodo para indicar a los médicos y enfermeras será casi imposible saber que cambios hacer  en los medicamentos para el dolor. Su opinión es muy importante, porque usted conoce a su niño mejor! La respuesta de cada niño al dolor es diferente y controlar el dolor de su hijo puede ser un esfuerzo de equipo en el que usted y todos los proveedores deberán trabajar juntos para encontrar lo que funciona mejor para su hijo.

La cantidad de medicamentos para el dolor se basa en el tipo de cirugía, la edad, el peso, y el diagnóstico de su hijo. A veces los padres pueden preocuparse de que el uso de medicamentos para el dolor genera hábito y puede tratar de limitar el uso. Es poco probable que su hijo va a desarrollar dependencia, siempre y cuando él o ella esté tomando la medicación según lo prescrito. Los Medicamentos para el dolor ayudarán a poder mover y cambiar de posición  a su hijo y respirar mejor después de la cirugía. Su hijo también podría tener espasmos musculares y estos medicamentos también podrían ayudar a frenarlos. Esta es una parte importante del plan de su hijo y se debe tomar según las indicaciones.

Una vez que el niño comienza a comer pequeñas cantidades de comida, se le dará medicamentos para el dolor por vía oral. Estos medicamentos típicamente duran más que el  medicamento para el dolor por vía intravenosa y por tanto no se dan con tanta frecuencia.

El catéter urinario

Su hijo puede tener un catéter urinario colocado en su vejiga durante la cirugía. Normalmente, esto se llama un "Foley" y se refiere como un "Foley." Su hijo no sentirá nada, esto se hace a menudo. El catéter permite que la orina drene de la vejiga en un tubo y una bolsa de plástico. Las enfermeras medirán la cantidad de orina producida con el fin de juzgar la hidratación de su hijo. Su hijo puede sentir la necesidad de orinar con el catéter en su lugar; esto es normal. Pocos días después de la cirugía se retira el tubo. La retirada del catéter no duele. Pocas horas después de que el catéter se retira a su hijo tendrá que ir al baño.

Las complicaciones quirúrgicas potenciales

Como con cualquier cirugía, existe el riesgo de complicaciones. Aunque las complicaciones no se presentan frecuentemente, pueden incluir infección de la herida quirúrgica, lesión a los principales nervios o vasos, huesos no soldados ("no-unión") o No sanación en la posición correcta ("Mal-unión"). Su médico le explicará complicaciones específicas relacionadas con su cirugía en su visita pre-operatoria.

 

Ir a casa

Su hijo será dado de alta siempre y cuando él o ella sea capaz de tolerar los alimentos por la boca o la nutrición por sonda- G, su dolor sea controlado por medicamentos para el dolor por vía oral o sonda -G, y él o ella ha orinado y tuvo una defecación.

Las recetas

Antes de su alta medica, usted recibirá las recetas de medicamentos para el dolor y los espasmos musculares. Obtenga estos medicamentos antes de salir del hospital. Algunos de estos medicamentos no se puede adquirir en la farmacia. Es muy importante que llame para reordenar varios días antes de que se agoten.

Transporte Inicial (Dia de irse a casa)

Al organizar el transporte a casa desde el hospital, considere el modo de transporte que será el más cómodo para su hijo y cómo él o ella va a caber  o no en el asiento del coche con los moldes y / o aparatos ortopédicos.

 

Sillas de ruedas y dispositivos de asistencia

Su niño puede necesitar una silla de ruedas con un dispositivo para elevar la pierna y mantenerla asi después de la cirugía. Usted recibirá una receta para esto antes de la cirugía. Su hijo tendrá la silla de ruedas durante unos 2-3 meses después de la cirugía. Si su hijo no necesita una silla de ruedas, él o ella necesitará ya sea de muletas o un andador. Una receta para éstos se le dará a usted antes de salir del hospital. Puede llevar la receta a cualquier proveedor de bienes médicos duradero (DME) para obtener las ayudas técnicas recomendadas para usted. Por favor, consulte con su compañía de seguros sobre el pago o el alquiler de la silla de ruedas y muletas o un andador. Un miembro del equipo de trabajo social le visitará en el hospital para ayudarle a obtener cualquier equipo que pueda necesitar en la preparación para el alta.